HERNANI-DETALLE-4-recortado

HERNANI-DETALLE-3-recortado

HERNANI-DETALLE-2-recortado

HERNANI-DETALLE-1-recortado

HERNANI-CORTE-2-recortado

HERNANI-CORTE

HERNANI-FACHADA

HERNANI-PLANTAS

DSC_7559

DSC_7560

DSC_7569

DSC_7572

DSC_7624

DSC_7630

DSC_7645

DSC_7656

Hernani

Fachada

Award to the best work in the Historic District of the City of Buenos Aires 2013 – SCA / CABA.

San Telmo is the place where the objects get a second life, as it is the land of the commerce of antiques.

We worked with this first layer of façade as a “tatoo”, a record of the geometrical order and the structure of fills and voids that give shape to the historical memory of the place.

A façade that is almost devoid of thickness, with one single edge as contemporary data.

The project is conceived as a box, a container of elementary geometry that holds objects of diverse shapes. Its outer shape has its own reasons of being, those of urban regulations, those of stacking or vicinity, but never those that explain the objects it contains. It has compartments, hierarchies, exhibition spaces, restoration workshops, everything succeding without too much specificity, and the general form will be, always, more important than the drafting of the inside divisions.

The staircase, sometimes going up, sometimes going down, inside and outside, resembles and behaves like a metaphor of the pieces that are exhibited at present, the ones that have been and then go back to the commercial arena, going up and down.

Through breaking down the traditionally “hard” work, the virtuality appears as a soft environmental structure with its entrance of light and visuals, turning the staircase into an esential architectonic issue, as it floats in space like an enclosed element. Both the inside and outside spaces are articulated by this element.


Premio a la mejor intervención en obras localizadas en el Casco Histórico de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires 2013,  SCA-CABA.

En un lote sin una propiedad catalogada, los autores convirtieron las limitaciones que imponen las normativas del distrito en herramientas de diseño, creando una fachada como registro del orden geométrico y estructurante de la tipología edilicia del entorno inmediato y un recipiente para exponer y potenciar las piezas del anticuario. El jurado valora el estudio de adecuación morfológica exterior, con proporciones, escala, equilibrio de llenos y vacíos, que aporta a la conformación del barrio y específicamente, de la cuadra. Guarda buena relación con el patio del edificio contiguo y brinda un espacio exterior de exhibición de las antigüedades muy adecuado.

Memoria

San Telmo es un lugar donde los objetos tienen una segunda vida, ya que es tierra de anticuarios. En San Telmo uno ve el pasado de la Argentina, a veces con nostalgia, otras con envidia y algunas otras con fastidio.
El proyecto esta concebido como una caja, un contenedor de geometría elemental que acoge objetos de formas diversas. Su forma exterior tiene sus propias razones, las del casco histórico de Buenos Aires, las del código urbano, las del apilado o la vecindad, pero nunca la de explicar los objetos contenidos.
Entendiendo que el valor de esta intervención no reside en sus fachadas exteriores sino en el espacio que se aloja entre ellas (Lao Tse) trabajamos este primer plano como un “tatuaje”, un registro de todo el orden geométrico y la estructura de llenos y vacíos que conforma la memoria histórica del lugar. Una fachada casi sin espesor, con un único filo como dato de contemporaneidad. Miro, veo, intuyo… la fachada cambia la percepción interior exterior, no sólo veo, sino que imagino.
Una piel de vidrio interior recorre todo el proyecto y define el contenedor. El interior se “construye” con luz, cumpliendo el deseo contemporáneo de hacer desaparecer la fachada como límite físico, se percibe pero no se ve.
La escalera, que a veces sube y a veces baja, de adentro y de afuera, es igual y se comporta como metáfora de las piezas que allí se exponen, estuvieron y vuelven al ruedo comercial, suben y bajan.

CRÉDITOS

Asociado: Arq. Ricardo Blanco
Ubicación: Humberto Primo 365, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina
Superficie: 600 m2
Año proyecto: 2005-2006
Año construcción: 2006-2007
Fotografía: Alejandro Leveratto.